Cómo tener una Navidad más verde



A esta altura de la situación por la que atraviesa nuestro planeta en materia ambiental, sabemos que el modelo económico en el que vivimos requiere cada vez una mayor cantidad de energía. Los recursos naturales se agotan, produciendo un panorama cada vez más complicado para todos los seres vivos.

Para mantener  el nivel de consumo  que tienen los países del norte, serían necesarios tres planetas que atendieran la demanda energética. Por ello, es necesario replantearse los hábitos de consumo que  tenemos, sobre todo en épocas como las de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.  En  estas fechas y en estos últimos tiempos, la adquisición de productos de todo tipo se ha vuelto una costumbre impulsada fundamentalmente por los medios de comunicación.

Pero sin lugar a dudas, existen alternativas para celebrar las fiestas de una manera más sostenible para el ambiente. Para ello existen una serie de medidas que podemos adoptar, como una forma de reducir el nivel de consumo.

Algunos consejos antes de comprar un regalo navideño, son:

  • Reflexionar sobre si es necesario realmente adquirirlo.
  • Averiguar cómo fue producido o elaborado y si en dicho proceso se preservó de alguna manera el medio ambiente.
  • Tener en cuenta que los productos elaborados de manera artesanal, siempre van a ser más sostenibles.
  • Hacer regalos con elementos reciclados y que sean envasados en material reciclable.

 

Otros consejos:

  • Reducir todo lo que más se pueda la utilización de vehículos particulares durante estos días.
  • Disminuir la compra de productos superfluos, ya que para su fabricación es necesaria energía.
  • Desconectar los productos electrónicos cuando no se estén usando.
  • Para las decoraciones navideñas, usar luces tipo LED, consumen menos energía que las tradicionales. También se les puede agregar un timer para que se apaguen automáticamente.
  • Crear los adornos navideños utilizando materiales amigables con el medio ambiente.
  • Utilizar papeles reciclados para envolver los regalos y moños de tela en lugar de los de plástico.
  • Para los juguetes que llevan pilas, comprar un set de pilas recargables y un cargador.
  • No comprar regalos innecesarios, reemplazarlos por tarjetas de regalos, entradas para espectáculos o conciertos. También los presentes pueden tener un beneficio social, realizar una donación  a una institución con fines sociales o ecológicos, por ejemplo.
  • Generar menos basura y todo lo que se pueda, reciclar.
  • Involucrar a todos los miembros de la familia en la reducción de consumo y de basura.

Seguramente todos estos consejos deben aplicarse durante todo el año y no solo en la época festiva. Por ejemplo, la medida de reducir el consumo y la producción de basura debería ser constante en cada hogar del mundo.

Obviamente se debe intensificar para estas fechas, si tenemos en cuenta que en estas ocasiones la producción de basura alcanza los dos kilos  al día en cada domicilio, de los cuales la mitad corresponden a embalajes y envoltorios. Por otro lado, la práctica de las tres erres debe estar siempre presente, reducir (el consumo/la basura), reutilizar los productos y materiales en buen estado y reciclar los residuos de manera adecuada.

Con estas medidas colaboraremos a preservar el medio ambiente y a ir fomentando desde cada uno de nuestros hogares, la conciencia ecológica que es la principal herramienta que tenemos los seres humanos para frenar el deterioro del planeta.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*