Prestando atención a los detalles: Cómo identificar a un infiel

La intuición no suele fallar, y cuando alguien está siendo engañado por su pareja, lo más probable es que haya algo que despierte sospechas y encienda todas las alarmas. Contar con algunas pautas para identificar a una persona infiel permite disipar dudas y alertar sobre los detalles que son significativos.

Lo más evidente es que la persona infiel tiene una pérdida de interés y se siente lejana para su pareja. Su motivación está ahora en otra persona. Si se percibe que la pareja no está interesada en la relación, en el cuidado de los detalles, en la persona que tiene al lado, es una señal de alarma. También puede suceder que no se involucre en las conversaciones y se vuelva más ensimismado.

Por otra parte, muchos infieles que eran muy quejosos, de pronto son extremadamente tolerantes, no se preocupan por nada, porque nada parece importarles – y de hecho, no les importa.

Expertos en el tema señalan que quien está engañando suele realizar habitualmente críticas injustas a su pareja. De alguna manera, necesita alejarse de esa persona, “justificar” de alguna forma aunque sea inconciente lo que está haciendo.

Otra evidente señal de infidelidad son cambios en la rutina diaria y los patrones de trabajo, la persona infiel suele llegar más tarde a casa, hacer horas extra, estar más ocupado y hasta viajar más seguido por trabajo.

Los cambios en la apariencia y la imagen son habituales cuando la persona está interesada en alguien más, es habitual que con el paso de los años, las personas tienden a no esforzarse más por gustar a su pareja, pero al surgir un nuevo interés romántico, retoman sus cuidados personales para gustar.

Si la persona intenta perder peso, cambiar su forma de vestir, peinar o trabajar en la actitud personal, es una posibilidad que esté siendo infiel.

Cuando alguien está siendo infiel, una vez que ha cruzado esa línea, puede sentirse más osado y de pronto, descubrir que está coqueteando con otras personas incluso frente a la propia pareja. Es un signo claro de que esta persona está interesándose en alguien más.

Demasiado recelo con el teléfono celular, con sus cuentas de correo electrónico o redes sociales, también pueden ser un motivo de sospecha a considerar, al igual que si la persona está siempre pegada a su celular y se sobresalta cada vez que suena, o si para hablar siempre se retira a otro espacio.

Por último, un detalle que puede evidenciar que una persona es infiel, es que de pronto coma menos. Claro, es que ya ha almorzado o cenado con su amante.

Desde luego, estos indicios no otorgan mucha seguridad, pero son señales de alarma que permiten abrir los ojos y estar más atentos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*