¿Cómo reconocer los síntomas de la diabetes infantil?

Cómo reconocer los síntomas de la diabetes infantil

Cómo reconocer los síntomas de la diabetes infantil

 

Lastimosamente la diabetes es una enfermedad que afecta cada día a más personas. Niños, adultos, hombres y mujeres –sin distinción- son seres susceptibles de sufrir la presente afección y eso no es una buena noticia para nadie. En el presente artículo, te contamos cómo reconocer los síntomas de la diabetes infantil ya que la detección temprana de la mencionada afección suele ser beneficiosa en relación a su tratamiento.

Vale hacer una primera apreciación y es la que da cuenta de los dos tipos de diabetes más comunes que sufren las personas, hablamos de la diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.

A la diabetes tipo 1 también se la denomina insulino dependiente y se produce cuando el páncreas de una persona no está capacitado para producir la insulina suficiente que regulariza el azúcar en sangre. Las personas que sufren este tipo de afección tipo 1 deben aplicarse insulina por medio de inyecciones que lo que hacen es contrarrestar esa falencia propia del organismo.

Lo cierto es que la presente enfermedad no tiene cura pero si es posible realizar un buen tratamiento que permita llevar adelante una vida normal.

La diabetes de segundo tipo se genera en personas genéticamente predispuestas que al mismo tiempo reconocen malos hábitos alimenticios o sedentarismo –entre otros factores de riesgo-.

La diabetes infantil: síntomas

Los síntomas de diabetes infantil son concretos y por eso es sencillo darse cuenta si aparece la presente afección. Además, ambos tipos de diabetes tienen en niños los mismos síntomas y ellos serán compartidos a continuación.

Primero hay que saber atender a los deseos de orinar de los pequeños. Cuando aparece la diabetes el deseo de orinar es mucho más concreto y por ende es un síntoma concreto de la presente enfermedad.

La pérdida de peso abrupta también es sinónimo de diabetes (ya sea de tipo 1 o 2) y es preciso estar atentos a esta cuestión.
Además, el cansancio constante igualmente demuestra que un niño presenta diabetes. Por último, tener hambre y sed aunque se haya bebido y comido es sinónimo de que el niño puede estar sufriendo algún tipo de diabetes antes mencionada.

De esta manera te contamos acerca de una enfermedad que viene –lastimosamente- creciendo en los últimos tiempos. De igual manera y si estamos en contacto con niños, es preciso atender a los síntomas expuestos –en caso de que aparezcan- para poder hacer un diagnóstico temprano de la presente afección.

Acerca de Ismael Naput 349 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*