Cómo negociar tu próximo salario



Con la llegada de un nuevo año, en muchas empresas es tiempo de renegociar salarios y realizar ajustes. Se trata de una situación en la que el empleado y el empleador deben sacar a relucir sus mejores recursos de negociación, para llegar a un acuerdo que satisfaga a ambos.

En especial si se está comenzando con un trabajo nuevo, es importante manejarse bien en este acuerdo, para entonces evitar la frustración de trabajar por menos dinero ganado del que se esperaba. Comparte algunos consejos para negociar tu próximo salario.

Para conseguir algo, hay que tener objetivos claros. Lo primero es, entonces, saber qué se espera y cuánto quieres que te paguen antes de contactar a futuros empleadores, o antes de sentarse a negociar. Para ello, ten en cuenta todos los aspectos que hacen a una remuneración: salario básico, horas extra, bonos, primas, vacaciones y beneficios como seguro médico y jubilación.

Además, hay que estar siempre al tanto de lo que vale tu puesto en el mercado, es decir, el pago promedio de profesionales trabajando en posiciones similares. Consulta por Internet y también mediante otras empresas. Así sabrás cuanto vales. Considera tu formación y títulos, años de experiencia, otras aptitudes como manejo de idiomas, entre otras.Conocer un monto aproximado permite establecer las propias condiciones.

Habla con otros empleados de la compañía para saber cómo negociaron ellos su salario y cuáles son las posibilidades de crecer económicamente dentro de la empresa. Así sabrás cuáles son las expectativas reales que puedes hacerte a la hora de conseguir una buena paga.

También es buena idea reunir información de la situación actual de la empresa, puesto que si se encuentra en un buen momento económico y con un buen índice de ganancias, será más difícil negarse a tus requerimientos. Conoce estos datos de ante mano, para saber cómo está el mercado y la situación de la empresa en él.

Es correcto prepararse para hablar de dinero, pero no es bueno que sea el primer tema. Evita primero los temas económicos, para centrarte en las particularidades de tu desempeño y lo que se espera de tu trabajo. Si se trata de un nuevo empleador, y se te consulta por una cifra pretendida, responde que la cantidad depende de su posición, nivel de responsabilidad y contenido del trabajo. Está bien tener el número en mente, pero es mejor antes tener claro qué se espera de ti.

Si te estás cambiando de empresa y preguntan cuál es tu salario actual, debes estar preparado para responder, manteniendo la confidencia y siendo hábil en negociar un mejor puesto. Si te quieren por tu desempeño anterior y están tentándote para irte con ellos, ya tienes el camino allanado.

Espera a tener una oferta antes de empezar a negociar, responde que lo pensarás, y cuando la oferta sea formal – si no estás de acuerdo con la cifra – inicia la discusión respetuosamente. Recuérdale a tu empleador lo mucho que podrían beneficiarse de tu trabajo y que por eso quieres ganar un poco más. Ofrece una contraoferta y dales tiempo para que lo piensen. Si se niegan, trata de averiguar por qué no aceptaron.

Una buena preparación, paciencia, habilidad y sobretodo respeto, son las claves de la negociación salarial. Muy rara vez una cifra está completamente cerrada. Con algo de persuasión, podrás llegar a un salario que te satisfaga más.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*