Cómo mantener contralada tu presión arterial



presion arterial control
presion arterial control

Imagine por un momento que vemos la presión del agua en una manguera de jardín. Si la presión es demasiado baja, la manguera está floja y no rocía. Si la presión es demasiado alta, la manguera se reventó.

Las arterias y venas (los vasos que llevan la sangre por todo el cuerpo) funcionan más o menos como la manguera de jardín.

Si tu presión arterial es demasiado baja, tus órganos no reciben la sangre que necesitan para funcionar adecuadamente (especialmente el cerebro). Esto puede hacer que te sientas mareado y aturdido cuando te pones de pie o que estés fatigado durante todo el día.

Si se eleva la presión, el fuerte impulso de la sangre puede dañar los vasos sanguíneos, lo que lleva a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y otras enfermedades.

La mejor presión arterial es la presión arterial óptima: ni demasiado baja, ni muy alta, pero al punto “justo”.

Si tu presión arterial es demasiado baja, es probable que tengas uno o más de los síntomas que acabo de describir. Pero, ¿cómo se puedes saber si tu presión arterial es demasiado alta? Sólo tienes que ir a la farmacia más cercana y utilizar el esfigmomanómetro libre (un nombre médico de lujo para una máquina que lee la presión arterial).

La opinión general es que la presión arterial no debe elevarse por encima de 140/85. Sé que muchos expertos dicen que un nivel mucho más bajo es el óptimo. Pero en la práctica la reducción de la presión arterial por debajo de 140/80 es, sobre todo en personas con fatiga, un agravante que genera más probabilidades de tener efectos adversos y rendimientos decrecientes. Así que en ese punto, la optimización de la presión arterial con el estilo de vida y los cambios naturales es el enfoque preferido.

He aquí cómo:

 

Ejercicio regular

El ejercicio ayuda a optimizar la presión arterial, ya sea elevada o baja. El mejor ejercicio sería un paseo al aire libre a la luz del sol, que también proporciona la vitamina D, un nutriente fundamental para mantener la presión arterial saludable.

 

No rechaces la sal

El papel de la sal en la presión arterial elevada es algo en lo que nunca se puede insistir lo suficiente. El nivel de sal que la mayoría de la gente come no contribuye significativamente al problema. De hecho, estudio tras estudio muestra que las personas que restringen la sal al nivel recomendado fallecen más jóvenes que los que comen más sal.

Además, el nivel de restricción de sal necesario para disminuir la presión arterial es tan grave que la mayoría de la gente no puede hacerlo y simplemente llegan a sentirse culpables.

Así que puede que no necesites torturarte a tí mismo acerca de la sal. En cambio, es recomiendable que sólo seas razonable con la cantidad que pones a tus comidas.

En cuanto a las personas con presión arterial baja: necesitan aumentar su sal (y agua) para optimizar los niveles de presión.

 

Potasio y Magnesio en la dieta

Está demostrado que la presión arterial elevada por lo general no es el resultado de demasiada sal, sino más bien de la falta de potasio, u otro mineral clave.

Para obtener potasio se recomiendan uno o dos de las siguientes posibilidades todos los días: o bien comer una banana o plátano; comer la mitad de un aguacate, que también ofrece una gran dosis de potasio; o beber un vaso de de jugo V8, jugo de tomate o agua de coco, todas fuentes ricas en potasio.

El magnesio es otro mineral que ayuda a promover una presión arterial saludable. Puedes obtenerlo comiendo verduras de hoja verde y frutos secos (especialmente las almendras).

Otros nutrientes y compuestos nutricionales que ayudan a mantener la presión arterial saludable y promover una función saludable para el corazón incluyen la coenzima Q10 y las vitaminas del grupo B.

 

Comer chocolate (negro)

Un cuadrado de chocolate negro al día puede disminuir la presión arterial por tres o cuatro puntos. También sabe muy bien que está lleno de antioxidantes saludables para el corazón. Mientras tanto, los estudios han demostrado que para aquellos sin enfermedad cardiaca conocida, comer chocolate puede ser tan eficaz como los medicamentos para bajar el colesterol para prevenir un ataque al corazón.

 

Limita el consumo de alcohol y café

El consumo excesivo de cualquiera de estas bebidas está relacionado con presión arterial elevada. Trata de recortar el consumo de las mismas por dos semanas para ver si tu presión disminuye. Si lo hace, reduce a un promedio de no más de una taza de café y una copa de alcohol al día.

 

Problemas relacionados

Recuerda que el 50% de las personas con sobrepeso y presión arterial elevada que perdieron peso normalizó su presión; por lo que el problema del sobrepeso es clave.

A su vez, en el caso de los hombres, los niveles inadecuados de testosterona, aunque sean bajos normales, pueden causar presión arterial elevada (muchas veces relacionado con el nivel de colesterol).

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*