Las reglas fundamentales de las finanzas personales

A la hora de manejar nuestros ingresos y ahorros, es necesario tener en cuenta algunas pautas como si de una empresa se tratara. Manejar con éxito un negocio no difiere demasiado de administrar eficientemente el propio dinero, y esto puede hacer una gran diferencia en el estilo de vida, que no se relaciona tanto a cuánto se gana sino a cómo se utiliza este dinero.

Gastar menos de lo que se gana

Puede parecer obvia esta regla, pero sin embargo muchas personas se endeudan sin reparos, pensando que luego podrán cumplir con todos sus compromisos sin inconvenientes. Para poder progresar, se necesita capital y eso sólo se logra con un excedente. Siempre se puede reservar aunque más no sea una suma pequeña que construya ese ahorro.

Diferenciar entre el ahorro y la inversión

Suelen estar relacionados, pero no se deben confundir estos conceptos. Ahorrar significa precisamente tener un excedente. Por el contrario, invertir significa hacer que el dinero genere más dinero.

Comenzar a invertir en una edad temprana.

Tener un patrimonio implica dinero y tiempo, una vez que se logró ahorrar lo primero, es necesario contar con lo segundo, por ello se debe comenzar de joven a construir un patrimonio, dándole prioridad al futuro.

Utilizar el crédito para sumar y no para restar

El crédito puede ser un componente que nos ayude a generar patrimonio cuando es utilizado de manera adecuada, por ejemplo si utilizamos un préstamo para ampliar el negocio y así no sólo cancelar ese compromiso, sino generar un ingreso adicional, o también al ampliar el patrimonio inmobiliario.

Sin embargo, hay personas que se endeudan en créditos que sólo generan una deuda y no un crecimiento, para adquirir artículos de uso diario, es decir para financiar un gasto. Es así como a través del crédito terminan acostumbrándose a gastar más de lo que ganan, manteniendo un nivel de vida que no pueden pagar.

Tener un fondo para emergencias

Cualquiera puede sufrir una eventualidad que determine un gasto importante de dinero, es por ello que es bueno contar con un fondo para emergencias que permita solventar estas situaciones sin endeudarse de forma seria, en situaciones como enfermedades o pérdida del empleo – aún cuando se cuente con seguros para ello.

Proteger el patrimonio de riesgos que pueden dañarlo seriamente.

Muchas personas piensan que los seguros son un gasto, pero en realidad son un elemento importante para evitar una pérdida patrimonial severa. Los seguros son instrumentos que permiten proteger el patrimonio ante situaciones poco probables, pero que cuando suceden, pueden implicar la ruina.

Planear el retiro

Casi todas las personas llegan a una edad en la que se arrepienten de no haber pensado antes acerca de su retiro, y además el ahorro para el retiro en muchos países tiene beneficios fiscales importantes, además de que existen planes de pensiones que permiten tener un buen pasar en la tercera edad, manteniendo el nivel de vida.

Sin embargo, la mayoría de los jóvenes ven su retiro como algo tan lejano, que no piensan en ello, lo cual es un grave error, pues se necesitan muchos años para tener un buen retiro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*