¿Cómo hacer jabones caseros con restos de jabón?

como hacer jabones caseros

Así como hemos aprendido a elaborar jabones caseros nuevos, ahora veremos qué hacer cuando vemos que tenemos una gran cantidad de trozos de jabones de todo tipo que ya no tienen uso. Es una pena tirarlos cuando los podemos aprovechar, puesto que sirven para volver a hacer jabones. A decir verdad no hay que desperdiciar estos restos porque ellos siempre han de servir ya sean de lavar ropa, de la ducha, líquidos que van quedando en el fondo de los envases.

Veamos entonces una manera simple sin complicarse mucho para lograr  que estos trozos de jabones se transformen en exquisitos jabones para decorar y para usar también.

Necesitarán de algunos frascos o bien  de platos descartables para ir colocando todos los restos que van quedando y luego verterlos todos en un mismo recipiente. Cuando hayan juntado una cantidad considerable, tomarán una cacerola preferentemente vieja para que no quede olor si cocinan en ella, y ponen todos los trozos en ella. Con tener  más o menos 2 tazas está bien.

Con esta cantidad ya pueden colocar los restos sobre un paño o toalla y envolverlos. Así envueltos, los pican con la ayuda de una martillo como se hace con las nueces hasta que se desmenucen al máximo, y a continuación los llevan a la cacerola a la cual le pondrán agua tratando de cubrir todo el jabón y dejan así en remojo por un día entero.

Cada unas tres o cuatro horas van removiendo con la ayuda de una cuchara de madera. Hay mucha gente que opta por rallar el jabón, haciendo bolas con la ayuda de agua. Esto queda en ustedes. Prueben y fíjense de qué manera les es más fácil. Al día siguiente, ponen la cacerola en el fuego a una temperatura bien alta y esperan a que hierva. Una vez que la preparación rompe en hervor, retiran la cacerola y le añaden aceite vegetal, unas dos cucharadas aproximadamente.

El paso siguiente quedará a elección de ustedes, puesto que se trata de añadir el colorante que más les guste (no más de dos gotas). También incorporan una cuchara de aceite esencial y vuelven a remover siempre con la cuchara de madera. Cuando ya se ha hecho una crema, van a verter la elaboración en los moldes y los van a dejar en un lugar  fresco pero seco durante 15 días. Si, es necesario esperar mucho pero bien vale la pena.

Pasadas las dos semanas, desmoldan los jabones y finalmente los decoran a gusto. Claro que a estos jabones también en la preparación, le pueden agregar los aceites aromáticos de acuerdo a sus gustos. Una vez más tendrán hermosos y coquetos jabones si los decoran con paciencia y cariño con simples cosas como cinta de bebé, florcitas, hilos, u otro accesorio que tengan a mano y crean conveniente.

 

Acerca de Lilia Canosa 79 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*