Los trucos de los comercios para hacernos comprar más

A la hora de salir de compras, existen muchos trucos que aplican los compradores para hacer al cliente gastar más de lo que pensaba, son las famosas compras impulsivas que terminan haciendo que se destine dinero a algo que quizá, no se necesitaba. Ese vestido que nunca te pusiste, esa lata de conserva que tuviste que desechar de la alacena porque se venció sin que la consumas, y hasta ese juguete por el que tu hijo tanto se empeñó y finalmente, abandonó a poco de llevarlo a casa, son muchas veces el resultado de estas estrategias de venta. Para un mayor control de tus gastos, mejor conocer cuáles son estos trucos.

Los carritos del supermercado son grandes porque todo ese espacio vacío molesta al comprador, que se quedará más tranquilo si lo llena de cosas.

En los comercios de ropa, se colocan enormes espejos, dado que nadie resiste la tentación de mirarse ni tampoco nadie está del todo conforme con su imagen. Todo esto, lleva a que te compres una prenda tomando la decisión más rápido, desviando tu atención y tratando de salir del cambiador.

Las promociones de más de un producto por un precio fijo, son tentadoras. En este caso, no compres lo que no necesitas sólo porque sale más barato si llevas más de una unidad.

En los supermercados, los productos más indispensables como la leche, el queso y el pan, están al fondo del establecimiento, para que los compradores deban atravesar muchas góndolas llenas de producto, y así sentirse tentados a llevar lo que no pensaban comprar. De la misma manera, en la zona de las cajas colocan toda clase de productos de compra impulsiva como chocolates, caramelos chicles, periódicos, revistas, latas de refrescos o cerveza, para tentarte a llevar esos productos. Es más, en algunos comercios los artículos de la zona de cajas son más costosos que los del interior del comercio. Mantener la lucidez hará que no gastes tu dinero innecesariamente en cosas que quizá no te interesaban.

Cierto “desorden” en los estantes de las tiendas de ropa no son casuales, sino que están hechos para que las personas se sientan tentadas a revisar y así, comprar más.

Es importante saber que estrategias como “venta final“, “liquidación total” y “descuento por apertura de la tienda”, son formas de deshacerse de stock que no se ha vendido. Es importante fijarse bien en la calidad de estos productos y si realmente los necesitas o lo estás comprando ante una aparente “oportunidad”.

No es casualidad que en restaurantes el aroma sea delicioso, a café y productos recién horneados, que te abre el apetito y te invita desde la puerta a entrar.

Los productos para niños siempre están ubicados en los estantes más bajos. Ellos no entienden que todo no se puede comprar, y montarán un berrinche para que cedas y compres lo que te piden para apaciguarlos. Presta atención por dónde llevas a tus hijos cuando salgas de compras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*