Cómo generar electricidad con imanes



Ante las posibilidades cada vez más ciertas de que la energía eléctrica se acabe en algún momento, surgen múltiples ideas para generar electricidad de manera alternativa.

Una de ellas es a través de la utilización de imanes. Con ellos se puede construir un generador de energía libre magnético, también llamada energía libre. Los imanes  junto a la fuerza magnética se emplean para inducir movimiento perpetuo y de esta manera se crea energía eléctrica libre para una casa, por ejemplo.

 

En el mundo entero ya se han construido cientos de generadores magnéticos, comprobando que es una tecnología que funciona realmente y por lo tanto se está adoptando. Incluso, algunos expertos de la industria se animan a decir que estos generadores serán la energía del futuro, predicen que para el año 2021 las empresas comenzarán a aplicar esta tecnología con el fin de producir electricidad de manera más económica y sustentable.

El principio en el que se basa esta manera de generar electricidad es el de inducción electromagnética, el fenómeno por el cual unos materiales se atraen a otros.  En este caso aunque pongamos algo entre dos imanes, esto no afecta su atracción, ya que las líneas de campo pueden atravesar los materiales. La cantidad de líneas de campo que atraviesan una superficie es el flujo magnético.

Si ponemos una espira o aro de material conductor que permite el movimiento de los electrones, por ejemplo cobre, entre dos imanes y variamos el flujo magnético que pasa a través de ella, se induce en la espira una diferencia de potencial que genera una corriente. Luego por medio de cables se lleva esa corriente a donde queramos.

Para variar el flujo podemos hacer dos cosas: variar la intensidad del campo magnético o variar el tamaño de la superficie que atraviesan las líneas de campo. En el caso de la espira se le da vueltas; al principio atraviesan la espira el máximo de líneas de campo posibles, hasta que llega un punto que no atraviesa ninguna. Al seguir girando aumenta el número de líneas y así sucesivamente. Se varía el flujo, la cantidad de líneas de campo que atraviesa la espira y se induce la diferencia de potencial que genera la corriente.

Para preparar este sencillo método de generación de electricidad, se necesita un rollo de cable de cobre, un papel de lija delgado, tijeras, un imán de neodimio, una lámpara Led y un lápiz. Se debe utilizar primero el lápiz para calcar dos veces sobre cartón la  forma del contenedor de rollos de películas. Deben ser círculos de 1, 25 cm aproximadamente. Luego se deben cortar los círculos para obtener dos cartones con forma de “O” que encajarán en el contenedor de rollos de películas. Envolver después con cinta aislante entre las piezas de cartón y los bordes exteriores del contenedor.

Enroscar el cable unas 1000 a 2000 veces alrededor del contenedor y entre las piezas de cartón. Asegurar el cable enrollado con un poco de cinta, dejando suelta una parte larga de cable en el final. Raspar el aislamiento del cable suelto con el papel de lija. Enrollar los extremos del cable alrededor de la parte final de la bombilla de Led. Utilizar la cinta para asegurar el bulbo enrollado al fondo del contenedor. Ubicar el imán de neodimio dentro del contenedor y cerrarlo. Sostener el contenedor entre el pulgar y el índice para que la tapa no se abra. Luego agitar el contenedor una y otra vez para que se encienda la lámpara.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*