Cómo ganar dinero enseñando lo que sabes – cursos en casa u online

Puede ser que te preguntes cómo hacer dinero extra en casa, y tal vez no se te ocurran muchas ideas. Sin embargo, estoy segura de que sabes cosas que otros no saben, algunas recetas de cocina que tus vecinas envidian, un idioma, jardinería, artesanías o reciclados, o tengas buenos consejos sobre la vida, las relaciones, o recuerdes muy bien lo que aprendiste en secundaria. En fin, cualquier sabiduría es apreciada por quien no la posee. Así como no sabes lo que otros sí, siempre habrá quien no sepa tanto como tú de algún tema y esa persona puede estar dispuesta a pagar por tu conocimiento.

Por dónde empezar

  1. Lo primero es elegir el tema, pensar en un tema que, aunque sea sencillo, pueda transformarse en un cursillo de al menos dos niveles.

  2. Acceder a “Tendencias” de Google, donde podrías deducir cuáles son los cursos más buscados y qué palabras clave utilizar en tu publicidad y presentación.

  3. Luego te sientas en silencio y comienzas a programar los contenidos, esta es la parte en que debes explayarte, para poder presentar lo que sabes, en un formato de curso debes elaborar:

  4. La  presentación: esta dará una idea global de lo que tratarán los contenidos. Es el anzuelo, lo que atraerá a la gente, por lo que es importante que les hagas sentir que los beneficiará y que realmente necesitan hacerlo.

  5. Salida laboral: entre los datos que más seducen, se encuentra la salida laboral, saber que el curso tiene un mercado interesante o un beneficio por su utilidad inmediata, puede ayudar a venderlo.

  6. La guía de contenidos: los contenidos, para ser asimilados con mayor facilidad por los alumnos, deben separarse en unidades, bloques, o como quieras llamarles. Esta división debe ser coherente, ir pasando de un contenido al otro en una secuencia de dificultad escalonada, y que haya una correlación entre ellos.

  7. Recursos, herramientas, elementos: todo objeto que sea necesario para llevar adelante las clases y las prácticas.

  8. Las actividades prácticas: cualquiera sea la naturaleza de los contenidos de un curso, es importante que ofrezca la posibilidad de poner a prueba la comprensión, a través de algún tipo de actividad de práctica. De esta manera, se puede evaluar al alumno por etapas, reforzar y volver sobre lo que no se haya comprendido, y enfrentarlo con su propia capacidad de asimilar el conocimiento. En este sentido, las tareas en equipo son muy fructíferas, si el curso es online, la interacción en los foros resulta valiosa.

  9. La evaluación: hay que elaborar una forma de evaluar los resultados del curso y particularmente, los conocimientos adquiridos. Esta etapa es relativa y solo se implementa en algunos cursos, en otros simplemente se hace una síntesis de lo aprendido y se aclaran dudas que pudieran aparecer.

  10. La certificación: aunque no se trata de un curso institucional, formalmente registrado en el Ministerio de Educación, es bueno otorgar un certificado o comprobante de la asistencia y aprobación del curso. En las papelerías tienen las formas de certificados y diplomas. Si el curso es a distancia, simplemente llenas la forma en un PDF y lo envías como archivo para que el alumno imprima.

  11. La imagen de presentación: es la fachada visual del curso, ya sea online o se trate de un curso para dictar en casa, si es publicitado en la web o simplemente con panfletos de papel. Es fundamental armar una imagen llamativa, comercialmente sugestiva, no usar en ésta muchas palabras, pero sí las necesarias para atraer, agregar una imagen que represente el contenido global del curso y de alguna manera lo defina.

  12. Si el curso será online, puedes incluir videos de presentación o desarrollarlo completamente por este medio. Solo necesitas un ordenador, con web cam, micrófono y un fondo neutro, o un pizarrón blanco para dar explicaciones. Accede a los tutoriales sobre armado de videos y podrás eliminar fallas de sonido e imagen. Además, puedes activar los comentarios al suscribir a los alumnos y habrá una interacción directa, en este caso debes enviar, vía email,  un aviso de día y horario del curso, y de cada clase, para que participen online.

       Hay muchas opciones, ya sea enviando contenidos a domicilio, previo recibo del pago, envío de claves y links para bajar archivos o libros electrónicos, sistemas mixtos de videos con archivos y lo que se te ocurra. Para lo que se te ocurra, hay tutoriales y guías.

        Lo importante es entrar al mercado para enseñar lo que sabes, con los recursos que tengas, y cuando menos lo esperas, armaste tu pequeña escuelita real o virtual y tienes un ingreso interesante, que no esperabas.

Acerca de Estrella Pedroza 152 Articles
He sido artesana y escritora desde que recuerdo, tengo estudios de filosofía y cursos sobre medicinas naturales, reiky, magnetoterapia, dígitopuntura, do in, shiatzu, bioenergía, radiestesia, soy guía de meditación taoísta, instructora de artes marciales con fines terapéuticos, chikung, taichichuan e instructora en técnicas de visualización mental. Sin embargo, lo que en verdad me define es ser una autodidacta apasionada. Las experiencias propias, que valen por siete vidas, y las que me prestan los demás, me sirvieron para formarme una opinión reflexiva, valedera y tal vez, audaz de las cosas. Intento ser un actor consciente en este planeta, ayudar a quien necesite, incluso a mí misma. Trabajo por la salud universal, de todos los seres, porque no encuentro cómo darle mejor sentido a la experiencia de vivir.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*