Cómo elegir el mejor nombre para tu negocio (Parte 2)

nombre negocio empresa
nombre negocio empresa

Veamos algunos consejos y estrategias en las que puedes trabajar para elegir el mejor nombre para tu negocio o empresa.

Parece sencillo. ¿Quién no querría que destacarse? Pero algunas empresas están tan preocupados por ganar credibilidad en su campo que a menudo los de servicios financieros o de consultoría van a sacrificar un nombre atrevido por sólo llamar la atención.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, los clientes quieren destacar y eso es un mejor enfoque cuando se mira en sus metas a largo plazo. Incluso las empresas que dicen “Yo sólo quiero conseguir entrar al negocio” por lo general comienzan deseando que destacarse más una vez que pasan ese primer obstáculo.

Las grandes empresas también pueden terminar con nombres débiles pero por una razón diferente. Ellos invierten un montón de dinero y tiempo en probar un nombre para asegurarse de que no ofende a nadie y que todo el mundo entiende de qué se trata. Es por ello que las grandes empresas terminan teniendo nombres “mansos”, descriptivas y planos.

 

La necesidad de cambio de marca

A veces las compañías cambiar el nombre como parte de un esfuerzo de cambio de marca, que a menudo es consecuencia de un negocio importante que se ha caído o de un escándalo. Otras veces, es simplemente porque el nombre inicial de la empresa no tenían suficiente empuje. La gente piensa que sus nombres tienen mucho más equidad, así que no tengas miedo de cambiar la marca por tu propio nombre.

Un error común que los propietarios de pequeñas empresas en particular, es probable que sea el nombrar el negocio con tu propio nombre. Hay muchas posibilidades que carezen de denominación homónima empresa.

Va a ser más fácil de vender tu empresa en el futuro si tu nombre no está vinculado a él; ya que un nombre epónimo de empresa da la percepción de que el negocio está demostrado en una persona. Un nombre que no lo tenga también hace un mejor trabajo de contar la historia de tu empresa. “Cosme Fulatino” no significa nada para nadie más que su familia o amigos.

También hay que tener cuidado de no encasillarse a uno mismo con tu nombre, que significa el ejercicio de cierta previsión acerca de cómo tu empresa se puede ampliar. A modo de ejemplo, si hoy estás haciendo cinturones, pero tu empresa puede ir a hacer sillas y otras cosas con el cuero, no te limites a un nombre que sólo habla de cinturones.

Cuando la gente está empezando están tan ansiosos por llegar al mercado, para conseguir la tracción, que tienden a ir hacia nombres muy literales, descriptivos y funcionales. Y esos nombres terminan encasillándolos a ellos. Por lo general, los nombres “encasillados” son la razón por qué empresas como Best Buy (literalmente, “La Mejor Compra”) han superado a sus competidores, como RadioShack y CompUSA en los Estados Unidos.

Dado que las empresas tienden a renombrarse más tarde en su ciclo de vida, a menudo tienen más dinero que cuando estaban empezando. Como resultado, pueden solicitar más opinión externa en el proceso de elección de sus nombres. Pero esto no siempre es una buena cosa.

Existen un montón de nombres que son tirados abajo y son buenas marcas porque las empresas no proporcionan a la gente el contexto del nombre cuando están aflotando. Si no le dices a la gente lo que hace tu empresa o lo que deseas que el nombre evoque, todo lo que puedes obtener son asociaciones personales aleatorias (por ejemplo, la señora X verá el nombre Carrus y lo asociará a los carros de caballos porque tenía uno de jueguete cuando era niña; lo cual no le sirve de nada a una compañía que se dedica a fabricar cajas).

 

¿Declarar una marca?

Si está trabajando con una empresa en los Estados Unidos, Canadá o Inglaterra, no es necesario presentarse. No tienes que hacer nada para adquirir los derechos de marcas distintas al utilizar tu marca en relación con tus productos o servicios. Obtiene automáticamente esos derechos.

Entonces, ¿cuál es el punto de registros federales y estatales de marcas? Una vez más, todo se reduce a mirar en tu futuro negocio. Sin la presentación del estado o el gobierno federal, los derechos sólo se extienden hasta el ámbito geográfico de las operaciones de tu negocio en un momento dado. Si eres una empresa local con planes de apliarte hacia lo nacional, invirtiendo unos pocos miles en una marca federal te puede ahorrar un montón de problemas en el futuro cercano.

Por otra parte, en países de latinoamérica las legislaciones son tan variadas como los territorios. Por lo general, siempre involucran registrar la actividad en el organismo fiscal del territorio nacional (que ya conlleva el nombre de la empresa) y, de desearno o ser necesario, a su ves se puede inscribir en el registro nacional de patentes o de propiedad intelectual.

Continúa en Cómo elegir el mejor nombre para tu negocio (Parte 3)

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*