Cómo distribuir mejor los ingresos

consumidor inteligente finanzas
consumidor inteligente finanzas

La base de la riqueza no es solamente la acumulación de dinero, sino también una adecuada distribución y gestión de los mismos. El ahorro es un estilo de vida, y es por eso que utilizar el dinero convenientemente es clave. La forma en la que gastamos nuestro dinero, es el mejor indicador de cómo tenemos instaurado nuestro ahorro.

Lo más importante es realizar un consumo conciente, teniendo en cuenta las posibilidades reales de comprar, y no ir más allá de ellas.

Los artículos más baratos, no siempre son los más convenientes. Un buen consumidor, es además uno informado. A veces, conviene gastar un poco más y obtener un producto con mayores prestaciones y duración. Averiguar bien antes de tomar la decisión de compra.

Un consumidor inteligente, es además sensato en sus gastos y sostenible con el medio ambiente. Procura no desperdiciar agua, ahorra también en energía y gas. Haciendo uso consciente de los servicios públicos podrá invertir el dinero ahorrado en otras necesidades, al mismo tiempo que está cuidando el medio ambiente.

Un buen consumidor es alguien organizado, la cualidad principal para cumplir metas y objetivos financieros. Planifica cada gasto y compra, organiza cómo lo harás, si conviene al contado, si en cuotas, en qué momento del año, y lo mismo con tus compras habituales. La organización es tiempo invertido que genera dinero.

Lo primero al recibir el salario o los ingresos es separar el dinero del pago de gastos fijos e ineludibles como vivienda, alimentación, transporte, salud, estudios, pagos de servicios públicos como teléfono, luz, agua, pago de deudas si las tiene, entre otros. No postergues estos pagos. Deben ser los primeros en realizarse cada mes, así no acumulas deudas y te mantienes al día.

Construye un plan de gastos. Lleva la cuenta de todos los gastos que hagas durante un mes, hasta los más mínimos. Existen aplicaciones para el teléfono que te facilitan llevar este registro. Con los resultados, elimina todos los gastos que están de más, verás como logras ahorrar mes a mes. Es importantísimo discernir los gastos necesarios de los que no lo son, para invertir el dinero con mayor eficiencia.

Finalmente, a la hora de abrir la billetera, debes plantearte tres preguntas:

A) ¿Qué quiero?

B) ¿Qué Necesito?

C) ¿Qué Puedo?

Respondiendo con sinceridad a cada una de ellas, encaminarás tus consumos a una vía inteligente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*