Cómo dejar de fumar en 5 días

como dejar de fumar en cinco dias simples pasos
como dejar de fumar en cinco dias simples pasos

No importa qué tan convincentes puedan ser todos los hechos que hablan de los males del tabaquismo, no son meros hechos y estadísticas que necesitas, sino más bien un programa para ayudarte a dejar de fumar.

El deseo de dejar de fumar es bueno, pero muchas personas cometen el error de confundir mero deseo con fuerza de voluntad. Junto con el deseo de dejar de fumar tendrás que movilizar tu fuerza de voluntad en dirección de acción positiva, enérgica.

Es por ello que la mejor manera de dejar de fumar es dejar todo a la vez. La razón es la siguiente: es mejor tener unos días difíciles y que arrastrar la cuestión durante semanas y meses. La tortura lenta no es divertida. Puedes hacer tabla rasa de este problema más fácil de lo que piensas. Es nuestro propósito ayudarle a superar el ansia tan rápidamente como sea posible; de hecho, dentro de cinco días.

 

Paso #1 – Agua en el exterior

Este es el momento de disfrutar realmente. Toma un baño caliente dos o tres veces al día durante quince a veinte minutos. Sólo relájate. Si sientes que no puede soportarlo más, no fumes, salta de nuevo en la bañera o ducha. Es bastante difícil fumar en una ducha.

 

Paso #2 – Agua en el Interior

Beber de seis a ocho vasos de agua entre las comidas. Manten un registro de los vasos si es necesario. Cuanto más líquidos consumas, más rápida la nicotina lixivia saldrá fuera de tu cuerpo. Por supuesto, no tomes bebidas alcohólicas de ningún tipo. El agua es muy necesaria para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. El agua es vital no sólo para ayudar a deshacerse de la nicotina que esté en tu sistema, sino también mantiene tus nervios funcionando sin problemas.

 

Paso #3 – La importancia de la Regularidad

Debes obtener descanso adecuado, especialmente durante estos cinco días, lo que involucra tener un horario regular para las comidas, una hora fija para irse a la cama (ocho horas de sueño no le hacen daño a andie). No deberás salir de fiesta en estos cinco días. Deberás hacer todo lo posible por conservar tu energía nerviosa.

 

Paso #4 – No te sientes a hacer “sobremesa”

Después de las comidas debes salir a la calle, caminar y respirar profundamente durante quince a treinta minutos. No te sientes después de comer a mirar tv o charlar. Éste es el momento en el que vas a querer más que nada fumar. Sal a la calle.

 

Paso #5 – Cuidada lo que bebes

No bebas alcohol, té, café o bebidas de cola. Trata de evitar todos los sedantes y estimulantes con el fin de construir tus reservas nerviosas lo más rápido posible. El agua y la leche son las mejores bebidas ahora. Si deseas una bebida caliente, pruba con las bebidas basadas en cereales.

 

Paso #6 – No comas eso

A menudo podemos notar cuándo una persona es fumador, ya que su comida suele contener muchas especias y condimentos. También es cierto que comen en gran medida carnes, salsas, alimentos fritos y alimentos “sabrosos”, por lo que es casi imposible para él para dejar de fumar.

La razón por la que el fumador promedio utiliza condimentos fuertes es que el tabaco mata a sus papilas gustativas. A menudo se requieren grandes dosis de condimentos de sabor fuerte como para atravesar este sentido amortiguado del gusto. Cuando dejas de fumar repentinamente, tus papilas gustativas comienzan a despertar de su estado anestésico de años, para proclamar una mejora maravillosa en el sabor de la comida, pidiendo otra exhibición de fuerza de voluntad; a saber: “elijo no comer en exceso”. Así que, durante estos cinco días deja fuera estos condimentos como salsa picante, mostaza, pimienta negra, chile y rábano picante.

 

Paso #7 – Come ésto

Para las comidas, come todo lo que quieras de frutas, granos, verduras y frutos secos. Comer en abundancia fruta fresca es siempre bueno. Lo mejor es comer frutas y verduras en las comidas por separado y nada entre comidas. Y sólo chicle sin azúcar, si insistes.

 

Pas #8 – Las vitaminas ayudan

En cuanto a las vitaminas, se aconsejan complejos vitamínicos, especialmente del complejo B, que es la vitamina para ayudar a los nervios a medida que los privas de la nicotina. Para ello, deberías tomarla en cada comida con una o dos cucharadas germen de trigo. Como sustituto de germen de trigo pudes utilizar una o dos cucharadas de levadura de cerveza seca, que es otra buena fuente de complejo B y también excelente fuente de proteína.

 

Paso #9 – Las panaceas puede decepcionarte

Las tabletas, pastillas, chicles, parches especiales u otras “ayudas para dejar de fumar” pueden decepcionarte. Algunas personas juran que funcionan, mientras que otros parecen no recibir beneficio alguno. Es posible que desees probar algunos de ellos. Si los nervios comienzan quejándose en voz demasiado alta sobre todo este proceso de abandono del tabaco, no dudes en ponerte en contacto con su médico de cabecera, quien puede sugerir un tranquilizante suave para un día o dos. Para cualquier tipo de medicamento (o cambio drástico en tu rutina alimenticia y de actividades), siempre es aconsejable consultar a tu médico.

 

Paso #10 – La Ayuda Divina no defrauda

La parte más importante de todo este programa es pedirle a Dios que te ayude. Si nunca has orado antes, este es el tiempo para comenzar. Quizás no deseas convertirte a una religión “sólo por dejar de fumar”. Para aquellos que deseen dejar la religión separada, pueden optar por algún otro “objeto de culto” que sirva para el caso particular. La idea es confiar en un poder superior a nuestra propia humanidad. Y la verdad es que funciona.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*