Cómo criar niños curiosos e inteligentes

La curiosidad y el amor por el aprendizaje es una cualidad que genera y demuestra fortaleza de carácter, que se relaciona con un bienestar óptimo. Las personas que son curiosas y a las que les encanta aprender cosas nuevas suelen ser más felices y más optimistas que los que no tienen interés en aprender. Por otra parte, aquellos que tienen curiosidad por lo general rinden mejor académicamente, y encontrarán el trabajo ideal, aquel que será interesante para ellos todo el tiempo.

El gran drama acerca de la curiosidad es que, para la mayoría de los niños, es cosa de todos los días. Nos encanta aprender cuando somos jóvenes. Desafortunadamente, hay muchas cosas que hacemos en las familias y las escuelas que en realidad destruyen nuestro amor por el aprendizaje y la curiosidad. Pero eso no tiene por qué ser así. Los padres pueden hacer varias cosas que estimulen la curiosidad y el amor por el aprendizaje de sus hijos y les ayudarles a crecer intelectualmente estimulados y exitosos.

 

Moldear un amor por el aprendizaje

Tendrá que ver con la lectura, la búsqueda de respuestas y descubrir cosas por sí mismo. Tus hijos verán y aprenderán de ti también.

Abraza la idea que lleva bajo el lema “intentemos cosas nuevas”. Ya se trate de una nueva comida, un deporte nuevo, un nuevo destino de vacaciones, o una nueva forma de limpiar la casa. Deja que tus hijos sepan que quieres probar cosas nuevas y descubrir cosas de las que antes no sabías mucho.

Enseña a tus hijos a encontrar respuestas. Cuando tus hijos te hacen una pregunta, en lugar de responderlas, anímalos a que las descubran por sí mismos. Apunta referencias, internet u otras fuentes útiles.

Haz preguntas. Si su hijo tiene curiosidad por algo, averiguar por qué. Fomenta la discusión. Descubre lo que él ya sabe. Cuando tu hijo hace una declaración (sobre cualquier cosa) se puede preguntar “por qué” y tener una conversación interesante. Tu demostración de curiosidad puede ser un excelente ejemplo para tus hijos

Debes estar dispuesto a hablar. A menudo es más fácil para un padre decir “Te lo diré más tarde”, o “No ahora, estoy ocupado”. Estas respuestas lo único que lograrán es disminuir el entusiasmo y la curiosidad de un niño ante un tema determinado. Él debe saber que tu estás disponible, tu hijo será capaz de perseguir el amor por el aprendizaje y todo lo que tienes que hacer es facilitarlo.

Proporcionar herramientas para el aprendizaje visitando la biblioteca, comprando libros y con el acceso a internet, estando disponible para actividades de aprendizaje adecuadas.

Elimina el uso de las recompensas para el aprendizaje. Las investigaciones demuestran que cuanto más recompensamos a alguien por una tarea, el interés decae y se convierte en una tarea más. Cuando se ofrecen recompensas, la gente en general se interesa más en la recompensa que en el proceso que se requiere para obtener la recompensa. En su lugar, fomenta la curiosidad por el propio bien que provee la misma.

Ser curioso acerca de las cosas significa que nos encanta aprender. En el momento en que nuestros hijos están entrando en la escuela secundaria, muchos de ellos no son más curiosos porque los hemos convencido de que el aprendizaje es aburrido. Pero nada podría estar más lejos de la verdad. La gente que ama  aprender demuestra resultados positivos en sus vidas, y todo lo que tenemos que hacer como padres es asegurarnos de la llama de la curiosidad no se apague.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*