Un casco inmersivo para ir al espacio y flotar alrededor de la tierra

Un casco inmersivo para flotar alrededor del planeta
Un casco inmersivo para flotar alrededor del planeta

NUEVA YORK – Mirar hacia abajo y observar la gran curva del planeta Tierra cientos de millas más abajo. También la capa de nubes blancas que se extiende sobre el extenso océano azul.

Tal vez sea lo más cerca que estarás del espacio exterior, pero sin salir del centro de Manhattan. Se puede mirar a nuestro mundo distante usando un casco inmersivo especial “espacial”. El que recrea la vertiginosa sensación de flotar muy por encima del planeta.

Las imágenes se muestran en el visor del casco inmersivo a un grupo de personas ubicadas en los asientos de un pequeño teatro.

Se trata de extractos de “One Strange Rock”. Una nueva serie documental del National Geographic Channel que muestra la belleza de nuestro planeta a través de los ojos de los astronautas. Las únicas personas que lo han visto de primera mano desde cientos de millas sobre la superficie de la Tierra.

En el evento teatral del miércoles (14 de marzo), National Geographic ofreció un avance de la nueva serie con una presentación especial de imágenes de video que imitaba la experiencia de ver la Tierra desde una gran distancia. Aunque la serie saldrá al aire en televisión sin esta experiencia inmersiva, los cascos “espaciales” también se usarán en presentaciones y programas en escuelas y planetarios en varias ciudades estadounidenses en el futuro cercano. Según un comunicado de Nat Geo.

Toma tu píldora de proteína y ponte el casco

Nat Geo creó estos teatros de cascos para ayudar a los usuarios a ver la Tierra como lo hacen los astronautas.

El casco inmersivo es algo así como un headset de realidad virtual (VR). Dado que cambia la perspectiva del usuario del mundo que lo rodea. Pero su campo de visión proyectado internamente es mucho más amplio de lo que es típico para los headsets VR. Los usuarios pueden mover libremente la cabeza dentro del casco para mirar alrededor de la pantalla. De manera similar un astronauta puede rotar la cabeza para ver en una caminata espacial. Según la declaración.

Cada casco inmersivo contiene un reproductor multimedia incorporado y un proyector láser. Junto con un pequeño extractor de aire, montado en la parte superior. Además todos los cascos se sincronizaron de forma inalámbrica y se activaron de forma simultánea por control remoto. Las imágenes que se reproducían en el interior de la visera se mapearon para adaptarse a la curvatura de la superficie de proyección. Y se proyectaron con óptica ojo de pez para que no pareciera distorsionada.

En el preparativo para el “lanzamiento”, primero se abrochó un arnés cubierto por una base rígida que cubría los hombros y cuellos; los cascos se unieron después de que los asistentes tomaron asientos. Y una vez que bajaron las viseras, el espectáculo comenzó, apareciendo en una pantalla curva a solo unos centímetros de las narices.

El planeta Tierra es azúl

Después de la proyección, los cascos salieron. Y era hora de que las verdaderas estrellas astronautas de la serie subieran al escenario, para describir cómo es ver nuestro planeta natal desde el espacio.

Para la ex astronauta de la NASA Mae Jemison, quien condujo experimentos en 1992 en el transbordador espacial Endeavour, la experiencia reforzó su sentido de su relación con el planeta y las otras formas de vida con las que lo compartimos. Incluso las que son demasiado pequeños para ver.

¿Y cómo los puntos de vista en “One Strange Rock” – en los cascos o en las pantallas convencionales – se comparan con los reales?

“¡Creo que retrata eso realmente bien!”. Comentó el ex astronauta de la NASA Mike Massimino. Quien realizó dos caminatas espaciales para reparar el Telescopio Espacial Hubble en 2002 y 2009. “Especialmente los aspectos emocionales de la misma, y cómo podemos usar esa experiencia de volar en el espacio para contar la historia de nuestro planeta de origen”.

A menudo se les pide a los astronautas que describan la sensación de estar en el espacio y mirar hacia la Tierra desde lejos. Una experiencia compartida solo por un puñado de personas.

“One Strange Rock” transmite no solo cómo se ve el espacio para los astronautas. Sino cómo se siente estar allí, mirando a su hogar distante.

Expresó el astronauta jubilado de la Agencia Espacial Canadiense (CSA) Chris Hadfield. Participó en tres misiones espaciales, incluida una temporada como comandante de la Estación Espacial Internacional desde 2012 hasta 2013.

Ver la Tierra desde la distancia fue “una experiencia profundamente personal”, dijo Hadfield.

Incluso sin los cascos, “One Strange Rock” presenta una vista única y emocional de la Tierra. Desde diminutas burbujas de aire generadas por las algas, hasta la amplia vista de nuestro planeta de “mármol azul” acurrucado contra el telón de fondo manchado de estrellas en el espacio.

“One Strange Rock” es producida por Jane Root y su productora Nutopia. Se estrenará el 26 de marzo en el National Geographic Channel.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*