Los bebés pueden razonar lógicamente incluso antes de poder hablar

Los bebés pueden razonar lógicamente
Los bebés pueden razonar lógicamente

Es posible que los bebés de un año no puedan hablar, pero pueden pensar lógicamente. Según una nueva investigación que muestra la constitución más temprana conocida de nuestra capacidad para razonar.

El legendario psicólogo Jean Piaget creía que no teníamos habilidades de razonamiento lógico hasta que teníamos siete años. Pero los científicos escanearon los ojos de 48 bebés y descubrieron que son capaces de razonar a través del proceso de eliminación. La investigación fue publicada recientemente en la revista Science.

El tipo de razonamiento en cuestión, el proceso de eliminación, se denomina formalmente «silogismo disyuntivo». Es así: si solo A o B pueden ser verdaderos, y A es falso, entonces B debe ser verdadero. Entonces, si la copa es roja o azul, y no es roja, entonces es azul. El proceso de eliminación no es necesariamente la forma más fácil de razonamiento. Dice Justin Halberda, un psicólogo y experto en desarrollo infantil de la Universidad Johns Hopkins que no participó en el estudio. Pero es crucial para el pensamiento superior. «Una de las piezas centrales que separa el razonamiento humano de todas las otras formas es negar una premisa. Ves que si no es A, es otra cosa», dice. «Eso es algo bastante elegante».

En el estudio, los bebés miraron pequeñas animaciones. Vieron dos objetos diferentes, como una flor y un dinosaurio, y luego ambos se escondieron detrás de una barrera. Una copa animada quita una de las animaciones, como la flor. Entonces, la barrera se va. O bien el dinosaurio a quedado (como sería lógicamente el caso), o la flor, curiosamente, permanece allí.

Al rastrear los movimientos de los ojos de los bebés, los científicos descubrieron que los bebés observaban con más atención cuando la flor aún estaba allí, lo que indicaba que estaban confundidos. (Los investigadores que trabajan con bebés que no pueden hablar a menudo miden cuánto tiempo miran algo para ver si están sorprendidos o interesados).

En la práctica, profundizar la investigación en esta área podría utilizarse como un medio para diagnosticar la discapacidad cognitiva.

Por ejemplo, los médicos podrían rastrear los ojos de los bebés y ver si estaban buscando el patrón típico para alguien de su edad, dice Halberda. Pero lo más importante, dice, es que esta investigación abrirá la puerta a más trabajos sobre cómo piensan y razonan los bebés más pequeños.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*