Ahorrar durante el verano

ahorrar en verano
ahorrar en verano

La época estival se presta a que los gastos fijos del hogar se incrementen, dado que tenemos más tiempo libre, los niños suelen estar en la casa, y hay un clima más ocioso en general. Pero no hay que descuidar el bolsillo. Si ya vimos cómo ahorrar en las vacaciones, también es posible ahorrar durante el verano en los días que permanezcamos en casa.

Lo primero, es mantener a raya el consumo de electricidad. La iluminación artificial debe mantenerse apagada toda vez que no se necesite, anochece más tarde y debemos aprovecharlo, así compensamos en el gasto anual lo consumido en luz durante el invierno. Al mismo tiempo, a estas alturas todo hogar debe tener bombillas de bajo consumo, que necesitan hasta un 80% menos de electricidad, además duran ocho veces más.

Los electrodomésticos como lavarropas y lavavajilla, deben utilizarse cuando están al máximo de capacidad. La ropa de verano es menos voluminosa, y cuesta más llenar la carga, pero debe contemplarse este detalle. Se ahorra electricidad y agua.

Un gran ítem del verano es el del consumo eléctrico de los aires acondicionados. El termostato debe estar a 25ºC, lo que proporciona una sensación de confort suficiente para paliar el calor estival. Por cada grado menos, se gasta entre un 7% y un 8% más de electricidad.

Un ventilador en el techo puede refrescar sin que sea necesario encender el aire acondicionado. El movimiento de aire produce una sensación de descenso de temperatura de entre tres y cinco grados y su consumo de electricidad es muy bajo.
La casa debe ventilarse en los momentos de menor temperatura ambiente, es decir a primeras horas de la mañana y a la noche.

Instala tu equipo de aire acondicionado donde no incida el sol de manera directa y haya una buena circulación de aire, para que funcione de forma eficiente.

La casa debe estar bien aislada, para que no se pierda el frío que produce el aparato. Cerrar bien puertas y ventanas al encender el aire acondicionado. Sellar las aberturas con burletes de goma para evitar pérdidas. Si se está por construir una vivienda, elegir materiales aislantes, y colocar materiales aislantes en los techos. Se puede generar un ahorro energético de consideración.

Por último, comprobar que los nuevos aparatos cuenten con la etiqueta de eficiencia energética al comprarlos y limpiar los filtros del aparato cada cierto tiempo.

El verano es ideal para consumir alimentos frescos. Optemos por preparaciones frías, así evitamos encender el horno, con lo cual ahorramos gas y también electricidad, al no tener que compensar ese calor encendiendo aires acondicionados y ventiladores. Nuestro cuerpo además, lo agradecerá con una mejor digestión y menos calor. Hay que tener en cuenta al cocinar, el utilizar sartenes y cacerolas de diámetro mayor que la hornalla y utilizar tapas, para aprovechar todo el calor, lo que reduce el gasto energético en casi el 20%. Además, al cocinar se puede apagar el fuego unos minutos antes de terminar, y así aprovechar el calor residual, que en verano se pierde más lentamente. Es importante consumir alimentos de estación, que son los que siempre estarán a mejor precio.

Aprovecha el buen clima para hacer actividades al aire libre, así se evita el consumo eléctrico de televisores, computadoras, aires acondicionados y otros.

En verano, lo que puede dispararse es el consumo de agua. Repara toda pérdida de agua por pequeña que sea: un grifo que gotea puede perder hasta 30 litros diarios de agua.

También se puede cerrar un poco la llave de paso del agua, lo cual disminuye el caudal y reducir el número de litros de agua por minuto.

Existen atomizadores o economizadores de agua que se colocan en los grifos y permiten ahorrar hasta un 50% de agua. Consulta en tiendas del ramo.

No prolongues tus duchas, hacerlas de menos de 10 minutos y cerrar el agua durante el enjabonado, permite ahorrar hasta 30 litros de agua por baño.

Cerrar el paso del agua es válido también para lavarse los dientes, y al afeitarse. Evitamos desperdiciar unos 20 litros de agua cada vez.

Si pasamos las vacaciones en casa, se pueden planear muchas actividades gratuitas, como visitas a museos, parques y espectáculos culturales gratuitos. También se puede aprovechar para hacer excursiones a las afueras de la ciudad. Los cupones de descuento de las plataformas online ofrecen buenas opciones de esparcimiento a buen precio.

Muchas opciones de ahorro para el verano, a tenerlas en cuenta y ponerlas en práctica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*