5 hábitos de estudio que deberías utilizar al estudiar



Los exámenes, pruebas, ensayos y proyectos tienen plazos que necesitas de respuestas óptimas y rápidas. Los hábitos de estudio eficaces son fundamentales para mantener a raya el estrés durante la universidad y la escuela. Tener estos grandes hábitos de estudio puede facilitarte las cosas y aliviar algo de la tensión que se avecina. Si estás en necesidad de mejorar en tus estudios, o simplemente deseas obtener algunas ideas nuevas, sigue leyendo para encontrar estos cinco geniales hábitos de estudio que deberías adoptar al estudiar.

5 hábitos de estudio que deberías utilizar al estudiar

 

#1 Hacer y usar tarjetas

Las tarjetas de referencia están diseñadas para promover la recuperación de la información mediante la memoria activa. Mediante el uso de tarjetas con una pregunta o término de un lado y la respuesta o la definición por el otro, le obliguas a tu cerebro a recordar la información necesaria. Incluso si luchas un poco con una tarjeta, seguirás revisando activamente el material necesario.

 

#2 Revisar, revisar… y revisar un poco más

Muchos estudiantes aplazan el estudio hasta justo antes del examen, mientas que los estudiantes más diligentes se dan a sí mismos una o dos semanas. Si bien esto puede sonar eficaz y una buena forma de planificación, en realidad es un método ineficaz para prepararse y estudiar. Lo mejor es revisar la información un poco cada día, de modo que no estés abrumado cuando sea prueba.

Diagrama de Flujo
Diagrama de Flujo

Uno de los métodos de revisión es hacer un mapa mental. Esto es un poco como un diagrama de flujo, en el que se empieza con un concepto básico en el centro, y luego se ramifica en secciones conectadas. Esto te ayudará a conectar todo junto y asociar los términos entre sí. Cuando llegas el momento de tomar el examen, estarás mejor preparado y los términos claves saltarán a la vista.

 

#3 Conferencias y Videos

Uno de los los métodos más entretenidos de estudio eficaz es ver conferencias y vídeos relacionados con el fin de complementar el material. Ver documentales o vídeos educativos con los que puedes tener más y mejor material y verás que hay mucha información disponible en línea.

 

#4 Crear pruebas de práctica

Es recomendable guardar todas las pruebas, exámenes y tareas que las manos de los profesores hayan devuelto. Esto no sólo te muestra lo bien que te desempeñaste, sino que también pondrás de relieve lo que hay que trabajar más y donde tus fortalezas radican en esos temas en particular. También serás capaz de aprender el formato de las pruebas, la estructura de las preguntas, y si o no podrías predecir la inclusión de preguntas de verdadero / falso difíciles.

Utiliza estas pruebas correjidas para crear un examen de práctica nuevo. Incluye las preguntas que contestaste correctamente, por un poco de variedad, pero céntrate principalmente en las preguntas que respondiste incorrectamente. De modo de convertir tus debilidades en fortalezas e incluso recobrar recuerdos. Al momento que llegue la prueba, estarás mucho menos estresado y te sentirás más preparado.

 

#5 Vuelve a escribir tus notas

Los estudios han demostrado que escribir la información a mano incrementa tu capacidad para recordar el material. Esto hace que la recuperación vaya mano a mano con la memoria muscular, y así serás capaz de “imaginar” (visualizar con la mente) tus notas escritas cuando estés tomando el examen.

Una de las mejores maneras de hacer esto es preparar para cada clase por adelantado. Antes de que la clase comienze, replantearte tu lugar y volver sobre la lectura asignada, tus notas de la última clase, y cualquier tarea que completaste la noche anterior. Justo antes de que comience la clase, busca por tus notas como un medio para obtener un sentido de contexto que serás capaz de construir sobre el nuevo material. De esta manera, serás capaz de concentrarte en la clase con el fin de obtener la información que está en los libros, pero que es más dificil de sintetizar.

El uso de formatos de esquema con viñetas, sangrías y numeración con el fin de hacer que la relación jerárquica entre los diferentes puntos sean aún más evidentes solidificará aún más la información en tu mente. Dejando espacio entre las líneas también hará que hace tus notas sean más fáciles de explorar y estudiar más adelante.

Estos son los cinco de los hábitos de estudio más eficaces, y algo que todos los estudiantes exitosos hacen. Asegúrate de que estás en tu mejor momento siguiendo estos métodos de estudio.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*